Teno

O la desconexión total

 

por | May 27, 2018 | 0 Comentarios

por | May 27, 2018 | 0 Comentarios

¡Hola, Des! Seguimos el recorrido por distintos rincones de Tenerife que aporten desinquietud de la buena, y mi ruta de este post es Teno Alto. No venía desde hace tiempo, y tenía muchísimas ganas de volver. Siempre me ha parecido uno de esos lugares mágicos para desconectar, por su tranquilidad y su belleza natural. A veces, hace falta teletransportarse, ¿no te pasa? Desde el casco de Buenavista del Norte, coges en dirección hacia El Palmar, y allí está señalizado el desvío; unos 25 minutos en coche y ya estás en otro mundo.

La llegada no puede ser más increíble: un grupo de ¿patos u ocas? forma el comité de bienvenida, y es un momento tierno que no tiene precio. Teno Alto está formado por un pequeño núcleo de casas, una plaza, una iglesia y algún establecimiento de compra y consumo de productos locales: la miel y el queso de cabra encabezan la oferta más tradicional. Te recomiendo que te traigas algo de abrigo, porque lo que es sol y calor a menor altitud, aquí puede convertirse perfectamente en más frío y niebla; también es parte de su encanto, que no todos los días se está en una especie de Londres rural.

Después de perderme (a conciencia) por sus calles y su entorno vegetal, respirar aire limpio y sentirme en paz, me entra apetito…; reconozco que mi estómago es un poco desinquieto (como no podía ser menos). Así que acudo al genuino Bar Teno Alto La Venta. ¿Por qué digo genuino? Es que que ocupa la habitación de un domicilio y es una buena representación del lugar donde se ubica, incluida la comida; doy cuenta de un delicioso plato de queso, con un vaso de vino local (del país, como solemos decir).

Curioso que en un sitio tan auténtico comparta barra con visitantes internacionales, como varios senderistas franceses. Globalización a microescala y el vino une mucho (¡es broma!). Por cierto, hay cerca alguna opción alternativa si quieres comer en Teno Alto, aunque también te digo que traerse un picnic y tumbarse a disfrutarlo en un prado, es altamente recomendable. Y si es con buena compañía… de un libro si no puede ser humana, plan redondo.

Ya he dado un revitalizante paseo, después he comido, y queda una opción más a tener en consideración en Teno Alto, en el orden que tú prefieras. Porque, además de la desconexión de la realidad urbana, este enclave te permite realizar varios pateos de distinta duración y dificultad; apunta destinos como ir hasta la Punta de Teno (otro de mis lugares predilectos de Tenerife), Buenavista o San José de los Llanos, entre otros. Merece la pena, Des. ¡Hasta muy pronto!

Naturaleza en estado puro en Teno Alto. El refugio ideal para olvidarse de ruidos, preocupaciones… y ¡comer rico rico!

    •  

 

    • Agua

 

    •  

 

    • Cultura

 

    •  

 

    • Fiestas

 

    •  

 

    • Gastronomía

 

    •  

 

    • Paisaje

 

    •  

 

    • Viajes

 

ir a categorías

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte!

Comparte este Post y haz de tus amigos unos Desinquietos!!