El Ratoncito Pérez, ruta por sus casas en Santa Cruz de Tenerife

¡Hola, Des! ¿Cómo estás? Yo reviviendo la infancia, con uno de los personajes más entrañables que nos acompañan de ‘peques’. Te hablo del Ratoncito Pérez, quien siempre nos dejaba algún detalle por la noche cuando se nos caía un diente, ¿lo recuerdas? Pues resulta que callejeando por el centro de Santa Cruz de Tenerife, he descubierto hasta cinco de sus casas (no imaginé que tuviera tantas…), y eso sin descartar que pronto descubramos alguna más. ¿Quieres conocer dónde están? ¡Vamos allá!

– C/ San Lucas, 58:

El primer alojamiento del Ratoncito Pérez lo encontramos en la Calle San Lucas, número 58, justo al lado de la Cruz Roja. Está al pie de la verja de entrada a una casa abandonada desde hace muchos años y ha perdido su pequeño número. Aquí se optó por un color mostaza predominante, con el blanco marcando otros elementos de la puertita. ¿No es una monada?

-C/ Jesús de Nazareno, 36:

Si subimos por la calle Viera y Clavijo, hay una mayor concentración de propiedades del Ratoncito Pérez: empezamos por Jesús de Nazareno, junto al estudio de diseño Espacio Camp. Una obra inacabada da cobijo a nuestro amigo, que esta vez eligió el negro para la fachada, manteniendo eso sí el blanco como complemento. Ah, y fíjate que para no confundirse con las viviendas grandes a efectos de cartas, entregas…, especifica que su domicilio es el 36A.

– C/ Sabino Berthelot, 42:

De momento, hemos visto el lado solidario del Ratoncito Pérez, al lado de la Cruz Roja; también su interés en la decoración, con Espacio Camp; y ahora vamos a comprobar su faceta lectora. La tercera casa se ubica pegada a la Librería de Mujeres (42A) y se adivina un rosa y un rojizo entre las tonalidades elegidas, si bien le hace falta una manita de pintura. Como novedad, la parte de alta del hogar no es rectangular, como los anteriores, sino curvo.

– C/ Callao de Lima, 42:

Le debió de gustar al Ratoncito Pérez esa dirección de 42a, ya que la repite en la calle Callao de Lima (en otra obra inconclusa), y sin miedo alguno… Lo digo porque su vecino es Tiburón Libre (tranquilidad, tienda dedicada al buceo). Esta cuarta propiedad se caracteriza por el verde, recuperando las líneas rectas, y condimentado por el negro de pomo y ventana.

– C/ Callao de Lima, 45:

En otro sector de la misma calle, el Ratoncito Pérez arriesgó más con la apuesta visual de su casa, introduciendo el azul, arco superior y decoración circular en la fachada. Estamos en el número 45c de Callao de Lima, casi haciendo esquina con Numancia.

¿Qué te ha parecido? Muy tierno, ¿verdad? Es importante respetar estos hogares del Ratoncito Pérez, para no molestarlo, y de paso, a ver si averiguamos quién o quiénes edificaron estas viviendas. El enigma es grande, no hay firma ‘arquitectónica’. ¡Nos vemos pronto, Des!

- Visitas hasta hoy: 824 | Visitas hoy: 10

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *